Una piel hidratada es una piel fuerte

Cada piel es única pero su estado varía continuamente. No se ‘siente’ igual en invierno que en verano, ni se comporta de la misma forma en un clima seco que en uno húmedo, pero lo que siempre va a necesitar es una rutina de cuidados adecuada que respete su equilibrio de humectantes, emolientes y oclusivos para preservar su salud en todas las circunstancias.

Método R, creado por la skin coach Aline Neumann, es capaz de responder a esas necesidades cambiantes con una propuesta sencilla, sostenible y eficaz que cuenta, además, con el aval del equipo de dermatólogos de la Clínica Dermatológica Internacional (CDI).  Las fórmulas de Método R incluyen el complejo R3, un cóctel de activos -niacinamida, ácido hialurónico de bajo peso molecular­ y pantenol- de acción hidratante, reguladora y reparadora que, junto a otros ingredientes de demostrada eficacia y en las dosis adecuadas, refuerzan la función barrera y ayudan a mejorar la calidad de la piel.

En vacaciones no hay que bajar la guardia y además de protección, es importante mantener una rutina cosmética apropiada que nos asegure unos cuidados esenciales para mantener la piel en óptimas condiciones. “Utiliza un limpiador hidratante mañana y noche, aplica mucha hidratación, cuantas más veces al día, mejor, y realiza una exfoliación suave una vez a la semana”, aconseja Aline Neumann. Además, sugiere hacer ‘fasting’ de maquillaje. “Como en verano usamos con más frecuencia el fotoprotector y puede suponer un cúmulo de cosméticos en la piel, si se puede, mejor evitar el maquillaje; y si no se puede prescindir del mismo, los fotoprotectores con color funcionan muy bien”.

La hidratación cutánea en 10 claves

  1. El calor deshidrata menos la piel que el frío. No es tanto la temperatura como la humedad del ambiente lo que más influye en la hidratación cutánea. De hecho, aunque las temperaturas sean altas, en las zonas costeras notamos la piel más hidratada que en el interior. Lo que sí afecta bastante en verano es el aire acondicionado, señala Aline Neumann.
  2. El sol afecta a la hidratación cutánea. Y lo hace porque, como explica el dermatólogo Pedro Rodríguez, la radiación ultravioleta daña a largo plazo las glándulas sebáceas, produciendo menos sebo y aumentando así la sequedad y la deshidratación de la piel.
  3. El agua es enemiga de la piel. Por paradójico que suene, según la skin coach, los baños en el mar o la piscina y las duchas de más 10 minutos tienen un efecto deshidratante porque elimina los aceites naturales presentes en la piel. “Parece un trabalenguas, pero para que el agua no te seque la piel, hay que secarse muy bien la piel cuando está húmeda”, añade el dermatólogo.
  4. La hidratación mejora la función barrera. Nuestra piel protege el cuerpo de toxinas, patógenos y también de los rayos UV. Pero si está dañada, también lo está la barrera entre el cuerpo y el mundo exterior. La sequedad y la deshidratación ponen en riesgo la piel, que se vuelve más susceptible de sufrir alteraciones, incluido el daño solar. Está demostrado que un exceso de exposición al sol disminuye la capacidad inmune de la piel.
  5. La hidratación, clave de un bronceado luminoso. La base de una piel sana es no exponerse al sol, pero en verano es difícil. Hacemos más vida al aire libre y es normal “coger color” ya que no existe una fotoprotección 100% eficaz. “Para que el tono sea luminoso y duradero, la hidratación es una prioridad, porque de lo contrario el resultado es una tez apagada y un bronceado “áspero”.

  1. El sudor no deshidrata la piel. Al contrario, la hidrata y refresca. Además, se ha demostrado que el ejercicio regular y la producción normal de sudor tienen efectos antienvejecimiento e incluso ayuda a matar las bacterias dañinas en la superficie de la piel. El único peligro del sudor es dejar que permanezca mucho tiempo en la epidermis. Cuando sudas, tu cuerpo no solo pierde agua sino también sebo, amoníaco y urea, que pueden contribuir a una irritación o infecciones cutáneas. Por eso, es importante lavarse inmediatamente después de entrenar.
  2. Beber agua no hidrata la piel. La piel no se deshidrata porque nos falte agua sino porque pierde su capacidad de retenerla. Y eso solo se resuelve a través de la aplicación de cremas. Cuando la pérdida de agua a través de la piel disminuye, aumenta la hidratación de la piel.
  3. No se puede “pecar” de exceso de hidratación. El hecho de usar cremas hidratantes no provoca que la piel se vuelva ‘perezosa’ y necesite cada vez más. La piel se hidrata sola y las cremas, lo que hacen realmente es impedir la pérdida de agua transcutánea. Eso sí, cuando se altera la función barrera o con el paso de los años necesita hidratarse con más frecuencia.
  4. Mejor prevenir. Los días de playa suelen pasar factura a la piel. Para minimizar su impacto es mejor plantearse su cuidado desde la prevención, siendo constante con una limpieza suave e hidratante, la hidratación diaria y usando fotoprotección. Si aun así, después de pasar un día en la playa la piel está más tirante o irritada, inmediatamente después de la ducha, hay que aplicar una buena capa de hidratante, sin ningún activo. Solo hidratación. Conviene recordar que se puede seguir una rutina con retinoides siempre y cuando la piel no esté sensibilizada.
  5. No te equivoques. Duchas demasiado largas, no limpiarse bien la piel o usar geles abrasivos que disminuyen el manto hidrolipídico, pensar que si se está mucho tiempo en el agua no se necesita hidratación, considerar que la vitamina C o los retinoides no se pueden usar en verano o aplicar un cosmético irritante que pueda causar inflamación en la piel, son errores bastante comunes que afectan negativamente en la hidratación cutánea.

Metodo R es una rutina cosmética simple y eficaz que consta de cinco productos (aceite limpiador, exfoliante, sérum antioxidante con vitamina C para el día y una fórmula regeneradora nocturna en dos texturas, un gel-crema hidratante y una crema confort) formulados con los activos idóneos, en alta concentración y mínimo efecto adverso, para cubrir las necesidades y funciones fundamentales de la piel.

YOU MAY ALSO LIKE

Leave a Reply

Your email address will not be published.