Robusta y Arábica, reinas del café

Existen diferentes especies de cafetos o plantas de café, aunque todos ellos pertenecen al género Coffea de la familia botánica Rubiaceas.  Con los años se han llegado a catalogar más 100 especies diferentes provenientes, en su mayoría, del África tropical y Madagascar.

Alrededor del mundo se cultivan fundamentalmente cuatro especies: Libérica, Robusta o Canephora, Arábica y Excelsa. De las cuales, las tres primeras son las más comercializadas, aunque dos de ellas destacan por encima a nivel de consumo: la variedad Arábica y la variedad Robusta.

 

Variedad y características del café arábica
Esta especie originaria de Etiopía es la más consumida a nivel mundial, cerca del 70% de los cultivos pertenecen a esta variedad y se encuentran en Latinoamérica, India, Indonesia y en la parte central del continente africano.

El cafeto arábigo, en comparación con otras especies como la robusta, es un arbusto muy sensible a los cambios climáticos y al ataque de plagas y hongos

Entre sus variedades más populares destacan Bourbon y Typica, pero también están Caturra, Pacamara, Geisha, Catuaí.

Distinguir un café arábica de otra variedad requiere un conocimiento de las peculiaridades de sus granos.

  • Sabor suave y dulce.
  • Aromas dulces, afrutados, herbales.
  • Granos más alargados y grandes.
  • Poca concentración de cafeína.
  • Cultivo en zonas elevadas -entre 600 m y 2.400 m-.
  • Necesita unos niveles elevados de humedad.

Variedad y características del café robusta
La variedad robusta procede de África Occidental. El arbusto, en comparación con la arábica, es mucho más resistente lo que facilita su cultivo en diferentes terrenos. Los cuales se concentran principalmente en el occidente y centro de África, el sudeste asiático (Vietnam) y Brasil.

En cuanto al sabor, el café robusta es más fuerte y amargo, con una textura más áspera, capacidad para generar más crema y un aroma donde predominen los matices amaderados y a cereales.

 

Entre las singularidades que definen el grano de café robusta destacan:

  • Sabor más amargo.
  • Aromas amaderados, cereal, frutos secos, pan tostado.
  • Textura más cremosa.
  • Grano más redondeado.
  • Mayor concentración de cafeína.
  • Cultivo por debajo de los 800 metros de altura.
  • No le afectan tanto los cambios climáticos.

Diferencias entre café arábica y robusta
Diferenciar el café arábico y el robusta es muy sencillo si sabes dónde buscar las diferencias.

1. El sabor: La principal diferencia entre el grano arábica y robusta reside en su sabor. El primero destaca por ser suave y dulce, con notas afrutadas y herbales; mientras que el segundo posee toques más amargos (al tener más cafeína) y los matices son más secos, amaderados y a pan tostado.

2. El cultivo: El café, tanto Arábica como Robusta necesita un clima en concreto, un clima tropical no en vano los cultivos se dan en la zona entre los trópicos de Cáncer y Capricornio -temperatura, sol, sombra y humedad-, pero también una altitud determinada que debe estar por encima de los 500 metros sin superar los 2.400 metros de altitud. Cabe destacar que el café 100% arábica que se cultiva por encima de los 1.000 metros de altura se considera de mayor calidad.

Por el contrario, las variedades robustas se pueden cultivar en zonas más bajas, entre 0 y 800 metros de altura, siempre y cuando se cumplan las condiciones climáticas: un ambiente húmedo sin mucha luz directa.

3. La dureza: Las plantas de la variedad robusta son más fuertes (de ahí su nombre), por lo que presentan menos problemas durante su crecimiento, resistiendo mucho mejor el ataque de plagas y cambios meteorológicos. En cambio, la variedad arábica es mucho más sensible a insectos e inclemencias meteorológicas.

4. El grano: La apariencia de los granos también es otra de las diferencias. El grano arábica es más alargado, plano y la línea que lo atraviesa es en forma de s. El grano robusta, sin embargo, posee una línea recta y es mucho más pequeño y redondo.

Otro aspecto que sirve para diferenciarlos es el color del grano en verde, antes de tostar. Mientras que los granos de café arábica presentan coloraciones verdosas o verde-azuladas si son de altitud y cosechas recientes, los granos de café Robusta presentan tonalidades pardas o pardo-amarillentas.

5. El nivel de cafeína: El contenido de cafeína del grano robusta es del casi el doble frente a la arábica, pudiendo alcanzar una proporción de casi el 4%; mientras que la arábica no suele superar el 1,5%.

Oquedo, el blend perfecto de café
En Oquendo buscamos el blend perfecto para cada persona y momento. De ahí que encuentres una amplia gama de productos pensados para todos los paladares. Desde productos 100% BIO/Orgánicos, pasando por cafés 100% Arábicos, Orígenes individuales hasta blends con mezcla de diferentes orígenes, pasando por mezclas de ambas variedades arábica y robusta.

Todos ellos realizados por expertos profesionales con el fin de ofrecer un producto acorde a las necesidades de cada cliente.

Leave a Reply

Your email address will not be published.