Los múltiples beneficios del mango

El mango es una fruta jugosa, fibrosa y llena de sabor que puede variar en dulzor y acidez según qué tan maduro esté el mango. Esta fruta tropical es deliciosa y refrescante, pero también ofrece excelentes beneficios para la salud humana. A continuación, te explicamos más sobre los beneficios y contraindicaciones del mango.

Rico en nutrientres
El mango no solo es una fruta muy deliciosa, sino que también es muy baja en calorías y se encuentra colmada de nutrientes. Una taza de mango cortado le confiere a tu organismo solo 99 calorías y los macronutrientes que necesita tu organismo para funcionar correctamente.

Una taza de mango en cubos aporta casi 14 gramos de carbohidratos, de los cuales 2,3 gramos corresponden a su fibra dietética. Asimismo, ofrece 0.6 gramos de grasas y 1.4 gramos de proteína de origen natural.

El mango también brinda vitaminas esenciales para el organismo como la vitamina A, C, E, K y algunas vitaminas del grupo B como la vitamina B6, B5, niacina, riboflavina, folato, tiamina, etc.

De hecho, el mango es una impresionante fuente de vitamina C porque solo una taza de mango puede cubrir el 67% del requerimiento diario de este nutriente. Además, la misma cantidad de mango puede cubrir el 18% del valor de consumo diario de vitamina B9 o folato recomendado.

Adicionalmente, es una rica fuente de minerales como el potasio, cobre, magnesio, calcio, selenio, hierro, etc. Solo 165 gramos de mango pueden aportar suficiente mineral cobre para cubrir el 20% del requerimiento diario del organismo.

Antioxidante
Los mangos cuentan con una excelente cantidad de antioxidantes que cuidan al organismo y promueven el bienestar general. Estos compuestos vegetales bioactivos son primordiales para combatir el estrés oxidativo y los radicales libres acumulados.

Según los científicos, el mango es una fuente de antioxidantes tan variada que puede aportar más de 12 diferentes tipos de poderosos antioxidantes, tales como: las catequinas, antocianinas, ramnetina, kaempferol, ácido benzoico, mangiferina, etc.

Entre estos, la mangiferina resulta ser uno de los compuestos más estudiados debido a su potencia. De hecho, es reconocido como un “super antioxidante” porque es muy potente y puede combatir los radicales libres con mayor eficacia y rapidez.

Todos estos antioxidantes son necesarios para preservar el estado de salud en el organismo; ya que el estrés oxidativo es el principal desencadenante de enfermedades crónicas como la diabetes, el cáncer, afecciones cardiacas, etc.

Aumenta la inmunidad del organismo
Uno de los beneficios del mango es que es una de las frutas más beneficiosas para el organismo ya que puede fortalecer el sistema inmunológico y aumentar sus niveles de protección. Debido a su densidad nutricional en cuanto a vitamina A y vitamina C, el mango puede estimular un mejor funcionamiento inmune.

En principio, la vitamina A es indispensable para reforzar el sistema inmunológico porque actúa como un antioxidante que coadyuva la función de los anticuerpos. De hecho, esta vitamina puede ser útil para combatir y reducir el riesgo a sufrir de diferentes infecciones en el organismo. Además, el mango resalta por ser una buena fuente que puede aportar el 10% del requerimiento diario de vitamina A en tan solo una taza de mango.

Asimismo, la vitamina C del mango promueve la síntesis de nuevos glóbulos blancos que protegerán al organismo de cualquier enfermedad o agente patógeno. También puede mejorar la función de las células inmunes ya presentes en el organismo.

Adicionalmente, el mango puede aportar otras vitaminas que son indispensables para reforzar la inmunidad, tales como la vitamina E y algunas vitaminas del grupo B.

Promueve la salud cardiovascular
Otro de los beneficios del mango por sus magníficos nutrientes es que puede promover la salud cardiovascular y reducir algunos factores de riesgo que pueden desatar enfermedades o afecciones crónicas en el sistema cardiovascular.

Este fruto ofrece abundante potasio que es indispensable para reducir la presión arterial y contrarrestar los efectos estimulantes del sodio o la sal. De esa manera, puede reducir el riesgo a desarrollar hipertensión arterial.

Asimismo, el mango aporta magnesio que también ayuda a relajar los vasos sanguíneos y a controlar la presión arterial. Mantener la presión arterial controlada es vital para prevenir insuficiencias cardiacas, eventos cerebrovasculares, daños en la pared arterial, etc.

Por otro lado, los antioxidantes del mango protegen el tejido cardiovascular de los radicales libres y evitan que el estrés oxidativo pueda causar daños en la estructura o funcionamiento cardiaco.

De hecho, los estudios apuntan que su super antioxidante mangiferina puede ser vital para reducir la inflamación del sistema y prevenir la muerte programa en las células cardiacas. Asimismo, puede reducir los niveles de colesterol y triglicéridos encontrados en sangre.

Sin embargo, aun se necesitan más estudios que puedan confirmarnos estos increíbles efectos de la mangiferina.

Estimula una mejor digestión
Otro de los beneficios del mango es que puede ser clave para gozar de un sistema digestivo saludable y completamente funcional. Su riqueza en fibra dietética puede estimular una mejor digestión al promover un mejor transito intestinal.

A su vez, esta fibra puede alimentar las bacterias buenas de tu microbiota intestinal y así, aumenta el nivel de protección del sistema digestivo. Además, las bacterias buenas fomentan un mejor proceso digestivo y combaten los agentes patógenos que puedan desencadenar problemas digestivos.

El mango también aporta un grupo de enzimas digestivas denominadas como amilasas. Estas enzimas se encargan de descomponer los carbohidratos complejos y facilitan el proceso de descomposición y absorción de nutrientes. Sin embargo, las amilasas se encuentran en mayor proporción en los mangos maduros.

Adicionalmente, el mango brinda abundante agua que, en conjunto con la fibra, puede aliviar algunos problemas digestivos como el estreñimiento o la diarrea.

Apoya la salud de tus ojos
La ingesta de mango puede apoyar la salud de tus ojos porque contiene nutrientes clave para mejorar la visión y prevenir las degeneraciones. En principio, el mango posee los antioxidantes zeaxantina y luteína que protegen el tejido ocular del estrés oxidativo y los radicales libres.

Estos antioxidantes se acumulan en la retina del ojo y actúan como un bloqueador solar que, básicamente, absorbe el exceso de luz proveniente de los rayos UV. De esa manera, evitan que la retina u otras estructuras del órgano ocular puedan sufrir daños debido a la luz.

Además, los mangos son una excelente fuente de vitamina A, siendo este uno de los nutrientes indispensables para la visión. La vitamina A mejora la visión nocturna y evita el desarrollo de ceguera nocturna o total.

Asimismo, sus cualidades antioxidantes protegen el órgano ocular del daño oxidativo y previene la aparición de enfermedades degenerativas como la degeneración macular, cataratas, etc.

Mejora la salud de tu cabello y de tu piel
Uno de los beneficios del mango es que es útil para mejorar la salud de tu cabello y de tu piel debido a su combinación magnifica de nutrientes: vitamina A, vitamina C, antioxidantes y minerales.

La vitamina C es un nutriente que no puede ser sintetizado por el organismo, pero que es completamente esencial para sintetizar el colágeno que estructura todos los tejidos orgánicos.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.