El ron canario del pirata William Kidd

Destilerías Arehucas, empresa centenaria de las Islas Canarias, lleva más de un siglo ofreciendo al consumidor nacional e internacional una gama de productos artesanales basados en la unión de una materia prima de calidad con un cuidadoso añejamiento de sus rones, elaborados con un excepcional aguardiente obtenido directamente de su propia plantación de caña, lo que les permite poder ofrecer un producto único y de una calidad insuperable.

Capitán Kidd, uno de los rones estrellas de la marca, recibe su nombre del pirata “Capitán William Kidd”, un comerciante y contrabandista escocés que fue detenido por piratería y trasladado a Inglaterra. Allí, escribió una carta a la Cámara de los Comunes dando las coordenadas para hallar un tesoro que había enterrado y que ofrecía a los parlamentarios a cambio de su libertad. La carta desapareció y fue hallada por casualidad en el año 1.929 por un anticuario en el hueco de una de las patas de un escritorio que había adquirido en una subasta. Son muchos los que afirman que este tesoro se encuentra enterrado en alguna de las Islas Canarias.

En lo que a sus características organolépticas se refiere, Capitán Kidd posee un marcado aroma a madera además de cuidados contrastes afrutados, con recuerdos a melocotón o albaricoque e, incluso, a higos. En boca regala toques ahumados gracias a su paso por las barricas, lo que le confiere un marcado sabor a roble y un retrogusto ligeramente áspero, algo que lo hace un ron singular y totalmente diferenciado del resto de rones de su categoría. También se encuentran toques de cacao y diferentes frutos como ciruelas, pasas y manzana, sin olvidar el delicado sabor de la vainilla.

De la delicada humedad de los alisios de las Islas Canarias y la influencia de la flora que surge de entre su orografía lávica, crece la caña de azúcar, una planta de peculiares características que luego se trasmiten al aguardiente que de ellas se obtiene. Este exclusivo ron, nacido de la Zafra de 1983, que dormita en las barricas de roble de las bodegas de Destilerías Arehucas, en íntima conjugación con la benignidad de su clima, hacen que sea único en su género. Capitán Kidd es un ron que, a través de cada uno de sus matices, representa el espíritu de la marca y el paso de los años en sus centenarias bodegas.

Este ron reposado durante más de 30 años en barricas de roble esconde un sabor único e inigualable capaz de satisfacer los paladares más exigentes. Debe disfrutarse sorbo a sorbo, como si el tiempo se detuviese. Es así como podremos degustar todos los matices de este ron de fina y lenta lágrima: un ron único para paladares únicos.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.