Descubre todo lo que esconde la rúcula

La rúcula es una hortaliza de hoja verde bastante común en la zona del Mediterráneo. Ideal para ser consumida en ensaladas y como acompañamiento de carnes y pollos. Es rica en vitamina A y K, además, no posee nada de calorías, por lo que resulta un alimento ideal en las dietas para bajar de peso. Aporta a tu organismo treinta calorías.

Con tan solo consumir cien gramos de rúcula al día, estarás aportando a tu organismo 2,58 gramos de proteínas, siete gramos de carbohidratos y 1,6 gramos de fibra. La rúcula cruda contiene gran cantidad de minerales esenciales para el organismo, entre ellos potasio (369 mg.) y fósforo (52 mg.).

Este superalimento posee un sabor algo picante y ácido. Es de un color verde característico, es familia cercana del rábano y la coliflor. Se dice que era el alimento predominante en la antigua roma.

Propiedades y beneficios de la Rúcula
Vitamina A: Ideal para ayudar al buen funcionamiento de la vista, esto gracias a que es rica en vitaminas (más de 2370 ug.) y retinol. El cual, resulta ser un poderoso antioxidante y ayudante en la prevención de las cataratas.

Vitamina C: La rúcula también es una buena fuente de vitamina C, la cual, protege al sistema inmunológico y previene su oxidación celular. Los antioxidantes se pueden encontrar también en frutas, pero las verduras de hojas verdes suelen tener en mayor cantidad.

Calcio: Tan necesario para los huesos a partir desde los tres meses de gestación, aporta 160 mg. por cada cien gramos consumidos. El calcio es uno de los minerales que más necesita nuestro organismo para desarrollarse apropiadamente. A medida que los huesos maduran, se incrementa la perdida de calcio. Por lo que, es necesario ingerir al día al menos 100 mg, de esta manera, mantendremos estables los niveles de calcio en la sangre.

Bajo en grasas: Es considerado un alimento ideal para dietas hipocalóricas, ya que, cada 100 gramos de rúcula aporta 3 gramos de hidratos al organismo.

Fitoquímicos: Es un ingrediente que se ha comprobado, y ayuda a disminuir la actividad de las células que pueden causar cáncer. Ciertos fitoquímicos como las índoles o los tiocianatos pueden ayudar a reducir el cáncer de ovario, próstata y mama. También la rúcula es rica en clorofila, la cual, cuida el hígado y mantiene a raya las sustancias cancerígenas que puedan llegar a dañarlo.

Magnesio: Es un macromineral responsable de más de 300 reacciones bioquímicas en nuestro organismo, la rúcula aporta aproximadamente unos 4 mg. de este por cada 100 gramos ingeridos. Es ideal para mantener los músculos saludables y brotes de energía.

Ácido fólico: Al igual que el brócoli y la col, la rúcula posee vitamina B y altos niveles de ácido fólico. Este último es indispensable para mantener el cerebro en óptimo funcionamiento, así como también ayudar a prevenir inflamaciones.

Vitamina K: Resulta ideal para prevenir y combatir las enfermedades de origen cardiovascular, también ayuda al organismo asimilar mejor el calcio presente en otros alimentos.

Potasio y manganeso: Minerales ideales para ayudar a nuestro organismo a combatir enfermedades y regular los niveles de azúcar en la sangre. También es recomendado la rúcula y sus minerales para hacer frente a enfermedades degenerativas como la diabetes.

Cinco recetas saludables para comer rúcula
Puedes llegar a pensar que es un alimento insípido y sin ningún sabor, pero ¡Te equivocas! Aparte de ser ideal para el bienestar de tu salud y repotenciador del organismo, la rúcula es un excelente complemento en la cocina:

  • Ensalada Caprese con rúcula: Procede a mezclar en un bol 4 tazas de rúcula, 3 ó 4 tomates, 1 trozo picado en cubos pequeños de queso mozzarella, aceitunas negras a tu gusto, aceite de oliva, una pizca de sal y albahaca. ¡Y listo! ¡A degustar!
  • Cerdo con pesto de rúcula: Cocinar en el horno las chuletas de cerdo bañadas en cerveza y pimienta por 30min a 200 grados, luego licuar la rúcula con aceite de oliva, sal y pimienta, podrías añadir unas nueces picadas. ¡Procede a emplatar el cochino y coloca por encima unas cucharadas del pesto!
  • Tarda de Rúcula y cebolla: Con la masa para tartas previamente comprada en el supermercado, procede a colocar dentro de ella pedacitos de queso fresco y coloca rúcula cocida al vapor, panceta o tocineta, cebollas picadas y cocidas en un sartén con ajo picadito. ¡Por último añade 2 huevos batidos, cocina en horno bien caliente por 30 min y a comer!
  • Jamón crudo con rúcula: Encima de un pan esponjoso o tostado, procede a colocar dos rebanadas de tomates grandes previamente limpios, añade un toque de ajo, sal, orégano y pimienta. Coloca por encima el jamón crudo y la mozzarela en láminas. ¡Lleva al horno hasta que se funda el queso! Deja enfriar y añade unos toques de rúcula.
  • Mayonesa con rúcula: Colocar en la licuadora una papa sancochada, aún con la piel, agregar un toque de limón, hojas de rúcula lavadas, sal y pimienta. Mezclar bien e ir incorporando levemente el aceite de oliva hasta obtener la mayonesa. ¡Dejar enfriar y luego degustar!

Contraindicaciones de la rúcula
Aquellas personas que están siguiendo un tratamiento con medicamentos anticoagulantes no deberían consumir rúcula debido a que es un alimento rico en Vitamina K, una vitamina que favorece a la coagulación de la sangre.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.