Ámsterdam: dormir con vistas a un canal

Ámsterdam se ha convertido en uno de los destinos de vacaciones preferidos por los centroamericanos que, aprovechando las facilidades de conexión hacia Europa a través de compañías como Iberia, Air France, Condor, Lufthansa, British Airways y como no, KLM, aprovechan para visitar la ciudad de los canales durante sus viajes por el Viejo Continente.

Una vez allí, la oferta de alojamiento es variada, disponiendo de hoteles y alojamientos de todo tipo, precio, ubicación y gusto, incluyendo casas flotantes y edificios históricos.

Entre estos últimos destaca Casa Luna, un histórico edificio de tres alturas del siglo XVII, situado en el número 14 del céntrico canal Leliegracth. Construido exactamente en 1616, su nombre proviene de la luna incrustada en su fachada, y forma parte del centro del corazón histórico de Ámsterdam, incluido en la lista de patrimonio protegido de la Unesco. Como anécdota histórica, el dibujante de mapas y comerciante de libros, Visser, trabajó en ella alrededor de 1735 y es que a lo largo de los siglos, la casa fue un lugar para trabajar y vivir.

En el año 1999 se inició la restauración del edificio siguiendo las indicaciones del Centro Nacional de Restauración y la guía de profesionales italianos del museo Uffici, quienes aportaron su conocimiento y experiencia particularmente en los trabajos realizados para recuperar el estuco en relieve. Su propietaria, la artista plástica Maud Verbruggen, tuvo mucho que ver en este trabajo.

Un punto adicional de interés de Casa Luna es que actualmente el edificio simboliza la unión del arte histórico y del contemporáneo, ya que Maud tiene un estudio de diseño para arte visual y monumental en la primera planta; el hall de entrada se utiliza como galería para presentaciones y exposiciones de arte y diseño contemporáneo. Es algo habitual que en Casa Luna profesionales y aficionados a las artes y la cultura se hospeden por cortos períodos y aprovechen este tiempo para presentar su trabajo al público en el ArtStudio de la planta baja. Los criterios para la selección de los artistas que se presentan son tener un concepto creativo convincente y un plan de proyecto claro, calidad profesional comprobada, declaración de motivación para el proyecto propuesto, base financiera y apoyo, idea de presentación para el uso del espacio, entre otras. Pero si usted sólo es aficionado a la pintura, no se preocupe, cuando visite la tienda-taller, puede encontrar obras de arte como grabados y diseños de algunos artistas contemporáneos para su colección particular.

Casa Luna ofrece un alojamiento tranquilo y confortable en el corazón de la vibrante Ámsterdam, con dos habitaciones privadas y una biblioteca, perfectas tanto para los visitantes apasionados por el arte y la cultura como para los turistas que quieran una experiencia alternativa a la del típico hotel tradicional o los modernos moteles del centro. Ambas habitaciones están en el primer piso, cuentan con baño privado y tienen capacidad para un máximo de dos personas cada una.

La habitación del Canal tiene unas hermosas vistas al Leliegracht, mientras que la habitación del Patio da al tranquilo patio interno de la vivienda. Las dos habitaciones se transforman habitualmente en estudio de artistas, pintores, escritores, investigadores y otros tipos creativos, y es por esta razón que ninguna de ellas cuente con televisión. Entre las características únicas de la habitación del Canal es que la cama y el armario son obra del diseñador italiano Loyd Loom y la adorna una hermosa mesa de mosaico marroquí. El espejo en el vestíbulo de entrada es un diseño holandés de Piet Hein Eek y el baño se restauró siguiendo un diseño de la propia Maud Verbruggen.

En la habitación del Patio encontrará una repisa original del siglo XVIII (Utrechtse schouw) y un gran mural pintado en 2008 por el artista holandés Willem Schouten, inspirado en el grabado del siglo XVII “Gezicht op Haarlem”(vista de Haarlem) de Ruisdael. El baño, también diseñado por Maud, está decorado con piedras de Jerusalén y vidrio de Hebrón, traído de Negev, Israel.

Situada en el histórico anillo de canales de Ámsterdam, Casa Luna cerca de la Estación Central y de otros medios de transporte público, está a cinco minutos a pie de Damsquare, a 3 minutos de Westertower y a pocos pasos de la Casa de Ana Frank. En sus alrededores se encuentra el área comercial Nine Streets y Jordaan con sus restaurantes de moda y cafés al aire libre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.