Air France estrena su nuevo Airbus A220-300

Air France ha recibido su primer Airbus A220-300, el nuevo avión insignia de su red de corto y medio alcance. Tras la llegada de los Airbus A220 a su red de larga distancia, la aerolínea avanza en la renovación de su flota. De aquí a finales de 2025, Air France recibirá los sesenta aviones A220-300 encargados en 2019 para reemplazar gradualmente sus Airbus A318 y A319, así como varios Airbus A320. Este pedido, el mayor de un cliente europeo, incluye 30 opciones y 30 derechos de compra adicionales.

“Este nuevo avión, con una eficiencia energética inigualable, es un activo fundamental para Air France. Hoy en día, la renovación de la flota es la principal fuente de reducción de las emisiones de CO2, por lo que seguimos invirtiendo en aviones de última generación. También estamos activando todas las herramientas a nuestro alcance, como los combustibles sostenibles o el eco-pilotaje, para contribuir a la descarbonización del transporte aéreo y posicionarnos como líderes de una aviación más sostenible”, ha declarado Benjamin Smith, Director General de Air France-KLM.

 

“La llegada de un nuevo avión a la flota es siempre un gran momento para una compañía aérea. Los equipos de Air France se han preparado durante más de dos años y estamos deseando que nuestros clientes descubran el confort de este avión. Más espacioso, más luminoso y 100% conectado, lo que contribuye a mejorar el posicionamiento de nuestra oferta”, ha añadido Anne Rigail, CEO de Air France.

Bautizado con el nombre de “Le Bourget” en homenaje a la historia de esta ciudad profundamente ligada a la aeronáutica, el avión está adornado con la emblemática librea de Air France. También lleva el hipocampo alado en la parte delantera del fuselaje y en la punta de las alas, un símbolo que encarna el mito fundacional de la aerolínea.

 

A partir del 31 de octubre de 2021, el Airbus A220-300 volará a Berlín (Alemania), Barcelona, Madrid (España), Milán-Linate y Venecia (Italia) desde el hub de Air France en París-Charles de Gaulle. Durante la temporada de invierno 2021-2022, el avión ampliará gradualmente su red a Bolonia, Roma (Italia), Lisboa (Portugal) y Copenhague (Dinamarca).

 

Un avión eficiente desde el punto de vista económico y medioambiental
El Airbus A220-300 es el avión monopasillo más innovador y eficaz de su categoría y se adapta perfectamente a la red de corta y media distancia de Air France. Ofrece una reducción del 10% del costo por asiento, en comparación con los Airbus A318 y A319, y se destaca por su eficiencia energética: consume un 20% menos de combustible que los aviones a los que sustituirá; sus emisiones de CO2 se reducen en un 20% y su huella acústica también es un 34% menor. Estas características serán decisivas para reducir la huella medioambiental de Air France y alcanzar sus objetivos de desarrollo sostenible. Para 2030, la aerolínea habrá reducido sus emisiones globales de CO2 por pasajero/km en un 50% respecto a 2005, o un 15% en términos absolutos. Air France también se compromete a trabajar con todas las partes involucradas y las autoridades públicas para lograr el objetivo climático de cero emisiones netas de CO2 para 2050.

El máximo nivel de confort a bordo
El Airbus A220-300 de Air France tiene 148 asientos en una configuración 3-2 (es decir, 5 asientos por fila) que permite al 80% de los clientes beneficiarse de un asiento de ventanilla o de pasillo. Cuenta con dos cabinas de viaje, Business y Economy, y acceso a Air France Connect, la oferta de conectividad a internet de la compañía.

El asiento es el más ancho del mercado (48 cm). Tiene una reclinación de 118 grados, un reposacabezas ajustable, tapicería de cuero y espumas ergonómicas para mayor comodidad. Cuenta con una mesita amplia y firme, portavasos, un compartimento para libros y revistas, tomas USB A y C individuales y un soporte para tabletas o smartphones integrado en el respaldo.

La cabina es la más espaciosa y luminosa de su categoría. Está decorada con los colores distintivos de Air France: tonos azules, mucho blanco que aporta luz y contraste, y toques de rojo, el símbolo de la excelencia y el saber hacer de la compañía. La alfombra de la cabina reproduce el dibujo de espiga representativa del universo haussmaniano de los pisos parisinos.

Las amplias ventanillas panorámicas proporcionan luz natural durante todo el viaje. Desde el embarque hasta el aterrizaje, diferentes ambientes de iluminación marcan las fases de bienvenida y desembarque o suavizan el ambiente, creando una atmósfera tranquila en vuelo. Los amplios compartimentos de equipaje facilitan que las maletas se puedan guardar de manera sencilla. El pasillo central, especialmente ancho, permite desplazarse más facilmente.

Por último, como en toda la flota de Air France, el aire de la cabina se renueva por completo cada 3 minutos gracias a un sistema de reciclaje mediante filtros H.E.P.A. (High Efficiency Particulate Air, en sus siglas en inglés) que eliminan el 99,9% de las partículas y los virus.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.