Consejos para conservar tus botellas de vino

¿Sabes cómo se debe conservar adecuadamente una botella de vino? Se deben tener en cuenta una serie de factores y recomendaciones para ello. Los expertos de Bodegas Masaveu nos cuentan los detalles.

Si quieres conservar bien una botella de vino, y así evitar que se estropee, deberás tener en cuenta una serie de factores como la luz, la temperatura, la humedad, etc. Lo ideal es utilizar una vinoteca o nevera específica para guardar esas botellas que tienes en casa, pero si no disponemos de cava de vino el trastero puede ser un buen lugar también para almacenar las botellas o las cajas de vino que tengamos. En el caso de no tener ni vinoteca ni trastero, entonces tendremos que tener en cuenta los siguientes factores a la hora de escoger dónde y cómo guardar botellas de vino.

  • Luz. El lugar en el que guardes tus vinos no debe tener mucha luz directa, ni solar ni artificial, ya que la luz directa sobre el vino provoca su oxidación y sus cualidades organolépticas (color, aromas y sabor) pueden verse afectadas. Es por esa razón por las que se utilizan, sobre todo para vinos tintos y de guarda, botellas con vidrios de colores oscuros.
  • Temperatura. Lo ideal es conservarlo en un lugar que tenga una temperatura constante entre los 8 y los 15 grados por eso tenemos que intentar evitar que esté a temperatura ambiente o cerca de radiadores. Es importante también que el vino no sufra cambios bruscos de temperatura ya que esto puede afectarle negativamente, con variaciones en el diámetro del cuello de la botella o volumen del vino con la consiguiente pérdida de vino a través del corcho o con la aparición de posos que no es otra cosa que precipitaciones o sedimentos del vino.

  • Humedad. Esta deberá ser relativa (entre el 70 y el 80%). Si escogemos un lugar que tenga poca o mucha humedad el corcho se puede ver afectado, secándose y encogiéndose o humedeciéndose en exceso poniendo en peligro la correcta conservación del vino.
  • Posición. Es importante que las botellas estén en posición horizontal para que el vino esté en contacto con el corcho y que este esté humedecido y no se seque.
  • Ambiente. No olvidemos que el vino es como un ser vivo en el sentido de que está en constante evolución por lo que conviene que no tenga a su alrededor vibraciones o ruidos intensos ni olores fuertes.

Aun teniendo en cuenta todas estas recomendaciones no olvides dos cosas, una es que si tienes una botella de vino en casa significa que ha salido de la bodega y está lista para ser consumida y, la otra, que los vinos que más tiempo podrás conservar en buen estado serán los vinos grandes reservas y los reservas. Cuanto más tiempo haya pasado un vino en barrica, más años se conservará en buenas condiciones.

Una vez tengamos la botella de vino abierta y queramos guardarla porque aún queda vino en su interior, es fundamental que la tapemos bien. Hay tapones o bombas de vacío que son muy útiles en este sentido. Lo ideal es cerrar la botella herméticamente sin aire dentro y conservarla a una temperatura de entre 12 y 16 grados y, a diferencia de las botellas sin abrir, conviene conservarlo verticalmente ya que ya hay algo de oxígeno en la botella y hay menos superficie en contacto con el vino de esta manera.

Sabemos que son muchas cosas a tener en cuenta, pero una vez hayas escogido un buen lugar y lo hayas hecho una primera vez, y con estos consejitos, te será mucho más fácil guardar y conservar bien tus vinos y disfrutarlos como se merecen.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published.