El carro más bello ya es eléctrico

“L’auto più bella che sia mai stata costruita”, dijo Enzo Ferrari cuando vio el Jaguar E-Type, admitiendo que era el carro más bello jamás creado, al punto que una unidad lleva años expuesta en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, MOMA.

Estos ejemplos son suficientes para comprender la relevancia histórica del Jaguar E-Type y su imborrable huella en la historia del automovilismo moderno. Si los guardianes del templo de la estética, la cultura y las expresiones artísticas más influyentes del sigo XX lo eligieron para figurar en la colección permanente del MOMA, y el padre de los coches de ensueño por antonomasia –il commendatore– lo definió como la creación más perfecta entre todos los automóviles deportivos, no hay duda: se trata de un modelo francamente único y muy especial. 

El Jaguar E-Type fue presentado ante el mundo en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1961. Su diseño fue obra de Malcolm Sayer, ingeniero aeronáutico que aplicó su formación y experiencia en aerodinámica para dibujar las proporciones perfectas y las líneas limpias que permitieran al E-Type “cortar el viento” de forma eficiente y elegante a la vez.

 
Inspirado en el Jaguar D-Type, ganador de las 24 Horas de Le Mans en 1956 y 1957, el E era originalmente una evolución desarrollada para la competición pero la armoniosa silueta de su carrocería sedujo desde el principio a sir William Lyons, fundador de Jaguar, quien no dudó en llevarlo a la serie. Costaba 2.256,15 Libras Esterlinas (el equivalente actual a 38.000 £, unos 51.000 Dólares) y se convirtió en el primer deportivo de producción masiva de Europa. No sólo era eficaz, divertido y sofisticado; su precio era además muy ajustado con relación a su soberbio rendimiento. 

En 2017 Jaguar presentó un concepto de este mítico E-Type con un motor eléctrico y, por tanto, de cero emisiones; este renovado vehículo despertó tanto interés entre los enamorados de este deportivo clásico, especialmente entre los que cuentan en su garaje con uno de estos elegantes vehículos, que Jaguar se embarcó en un proyecto excepcional: ofrecer a los dueños del clásico deportivo E-Type la posibilidad de transformar sus vehículos de clásicos altamente contaminantes a modernos deportivos eléctricos. En 2020 veremos los primeros.

Cuentan que lo que más preocupa a quienes se disponen a afrontar este cambio es lo que afecta al interior del vehículo porque quien conduce un clásico como éste quiere seguir conduciendo un clásico; en Jaguar quieren transmitir tranquilidad y no sólo cofirman que el motor que montarán los renovados E-Type será uno eléctrico de 300 CV con baterías de iones de litio ocupando el mismo espacio que el motor original del vehículo, confirman también que esta transformación será totalmente reversible, es decir, si el dueño de un E-Type se lanza a convertirlo en eléctrico y al recibirlo siente que ha perdido su deportivo clásico en lugar de ganar un vehículo elegante, bello, funcional y moderno, podrá devolver su mítico vehículo a su diseño original.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.