El reloj joya de Blancpain que usó Marylin Monroe

Si visitas New York antes del 23 de noviembre podrás disfrutar de una evocadora exposición en la boutique de Blancpain en la Quinta Avenida. Se trata Timeless Elegance y es todo un paseo por la vida y el recuerdo de Marilyn Monroe a través de algunos objetos que fueron suyos además de inolvidables fotografías de la actriz. Entre las piezas que se exponen destaca un elegante y enjoyado reloj de cóctel, todo un reloj joya de los años 30 que adornó la muñeca de Marilyn y le marcó el tiempo.

Blancpain, que cuenta entre sus piezas más emblemáticas con relojes joya realmente espectaculares, no podía elegir otro objeto que hubiera pertenecido a Marilyn Monroe más que este elegante reloj de cóctel para organizar entorno a él una evocadora exposición; se trata de una pieza de estilo art déco de los años 30 que pudo ser un regalo de su tercer marido, el escritor Arthur Miller; es de platino 71 diamantes redondos y 2 de talla marquesa que engarza en total entre su esfera rectangular y su pulsera, lo que explica su consideración de joya.

Esta joya de reloj se expone en la boutique Blancpain de Nueva York como pieza central de una colección en la que también encontrarás otros objetos que pertenecieron a la célebre y celebrada actriz como algunos vestidos, libros, una silla de director e incluso algunos documentos personales como su tarjeta de afiliación al Sindicato de Actores de Cine; también te deleitarás con una magnífica serie de fotografías de la actriz, algunas de ellas son retratos inolvidables que le hizo el fotógrafo Lawrence Schiller.

La trayectoria de Blancpain en el mundo de los relojes femeninos es dilatada e incontestable, valgan para confirmar tal afirmación dos datos: en 1930 Blancpain presentó el primer reloj de pulsera automático para mujer y en 1956 el modelo Ladybird, el reloj con el movimiento redondo más pequeño de su época; además, en el desarrollo de estos hitos tuvo sin duda mucho que ver otra mujer, Betty Fiechter, la primera mujer que dirigió una casa relojera allá por 1933: Blancpain.

La exposición se inauguró el pasado 30 de octubre y sólo podrá visitarse hasta el día 23 de noviembre, si visitas New York en las próximas semanas, toma nota: está en la boutique neoyorquina de Blancpain, en el número 697 de la mítica Quinta Avenida.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.