Combate la celulitis con la cavitación

La cavitación médica es uno de los tratamientos más efectivos contra la celulitis, una técnica no quirúrgica que elimina la grasa mediante ultrasonidos de baja frecuencia, aplicadas a zonas con grasa localizada para conseguir eliminar los tejidos adiposos mediante la formación de burbujas de vapor.

La aplicación de esta técnica debe ser realizada por un especialista profesional, que cuente con la formación y experiencia requerida, ya que, no se recomienda en zonas próximas a órganos importantes, pues podrían dañarse, además de generar quemaduras o ampollas.

Cada sesión de cavitación médica suele estar en unos 40 minutos y son recomendables aproximadamente 10 sesiones para que el resultado sea apreciable, aunque depende de cada persona tratada, de la cantidad de celulitis, así como sus hábitos deportivos y alimenticios. Puede realizarse en zonas como abdomen, cartucheras, rodillas, cara interna de los muslos y flancos. Otras de las técnicas que pueden usarse conjuntamente son las de drenaje, como la presoterapia o los masajes para eliminar las toxinas y grasas antes y después de cada sesión para dar un mayor efecto al tratamiento.

Es aconsejable realizar un examen médico previo para asegurar que no se padecerán efectos secundarios, ya que la cavitación médica no está aconsejada para personas con marcapasos, hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia, insuficiencia renal o hepática, mujeres en periodos de lactancia o embarazadas. Además, se aconseja beber 1,5 litros de agua antes y después de cada sesión y seguir una dieta baja en calorías antes de iniciar el tratamiento.

Los beneficios de la cavitación médica son numerosos siempre que esté realizada por profesionales, ya que se pueden tratar amplias zonas con depósitos de grasa, es un remedio eficaz para evitar las operaciones estéticas al ser un tratamiento no invasivo ni doloroso, pues se lleva a cabo a través de calor. Los resultados son óptimos cuando los pacientes están comprometidos con el tratamiento y continúe con una dieta sana, la práctica de ejercicio y elimine el alcohol y el tabaco.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.